En los años 70 se produjo el traslado de la actividad a la Calle Alta 60 de Santander

Se comenzó con fabricaciones más complejas con carpintería, máquinas de inyección de plástico, máquina herramienta, prensas, imprenta, etc.

En aquel momento se llegó a fabricar y vender más de 2.000 agujas diarias.

Por aquel entonces se fabricaban las primeras agujas magnéticas en colaboración con una ingeniería suiza.

La plantilla creció hasta las 60 personas.

Fonestar se consolidó como primer fabricante español y se posicionó entre los tres más importantes de Europa de aguja y cápsula de tocadiscos cerámica, cristal y magnética.

Al mismo tiempo se inicia la fabricación de casetes con la marca FOX.

2017-05-30T07:06:15+00:00 abril 26th, 2017|Historia Fonestar|Sin comentarios

Deje su comentario

Once − Nueve =